Antes de que hagas el cambio de consumir humo a vaporizar tus flores, hay un punto importante que debes considerar a la hora de elegir tu vaporizador herbal.

¿Qué tipo de vaporización se adapta más a mi consumo?…


Actualmente existen varias tecnologías que te permiten vaporizar flores a base de calor, pero en esta ocasión queremos mencionar 3 sistemas de calentamiento que son los más utilizados en la mayoría de los vaporizadores que se encuentran en el mercado.

  • Vaporización por CONDUCCIÓN

El calentamiento a base de conducción es de los métodos más comunes en los vaporizadores herbales. En este sistema la fuente de calor se encuentra en el horno interno del dispositivo y tiene contacto directo con la flor.


El horno calienta su interior en temperatura regulada y por un tiempo predeterminado, hasta que el material alcanza su punto de ebullición.

Esto quiere decir que mientras el horno se calienta, los componentes activos de la flor se separan y se convierten en vapor libre de combustión.

Ventajas

 

  • Generalmente son más económicos (dependiendo del modelo del vaporizador).
  • Son fáciles de graduar.
  • Generan nubes de vapor densas.
  • Su producción de vapor es rápida (dependiendo del modelo del vaporizador)
  • La batería suele durar más (dependiendo de la capacidad de la batería).

 

Desventajas

  • Si la temperatura sobre pasa los 430° grados puede afectar el sabor de la flor y aproximarse al punto de combustión (humo).
  • En ocasiones hay que revolver la flor en el interior del horno para que la vaporice uniformemente (depende de la gama del vaporizador).
  • La flor se consume más rápido (dependiendo de la temperatura).

 

¿Por qué elegir vaporizar por conducción?


Si buscas una producción de vapor rápida y con mayor densidad, un vaporizador a base de conducción es tu mejor opción. Al elegir este tipo de vaporización sacrificas un poco el sabor de la flor, pero no hay duda de que te va a elevar hasta donde quieres y cuando quieres.



  • Vaporización por CONVECCIÓN



El sistema de calentamiento favorito en los consumidores de hierbas secas y aromaterapia. Este método de extracción a base de calor es sumamente limpio y confiable, ya que la flor no tiene contacto directo con una superficie caliente.


En esta ocasión el horno no se calienta como tal, sino que la fuente de calor se encuentra por debajo del horno. Cuando nosotros inhalamos, el aire entra en el dispositivo y se calienta, luego ingresa al horno y se filtra por toda la flor. Este proceso permite que la producción de vapor sea suave para degustar mejor los terpenos.

Normalmente este sistema los encontrábamos únicamente en vaporizadores de mesa, pero ahora existen varias opciones portables en el mercado que son muy eficientes vaporizando.

Actualmente existen varias tecnologías que te permiten vaporizar flores a base de calor, pero en esta ocasión queremos mencionar 3 sistemas de calentamiento que son los más utilizados en la mayoría de los vaporizadores que se encuentran en el mercado.

  • Vaporización por CONDUCCIÓN

El calentamiento a base de conducción es de los métodos más comunes en los vaporizadores herbales. En este sistema la fuente de calor se encuentra en el horno interno del dispositivo y tiene contacto directo con la flor.


El horno calienta su interior en temperatura regulada y por un tiempo predeterminado, hasta que el material alcanza su punto de ebullición.

Esto quiere decir que mientras el horno se calienta, los componentes activos de la flor se separan y se convierten en vapor libre de combustión.

 

Ventajas

 

  • Distribución uniforme del calor en el horno.
  • No hay posibilidad de combustión porque no hay contacto directo con una superficie caliente.
  • El sabor y aroma del vapor es más suave y agradable.
  • Mayor eficiencia en la calidad y producción de vapor.
  • Los componentes del vaporizador suelen ser de mejor calidad.

Desventajas

  • La mayoría de los modelos se encuentran entre gama media y alta
  • El tiempo de producción de vapor suele demorar un poco (depende del modelo y eficiencia del vaporizador).
  • Más complejos al momento de ajustar la temperatura.

¿Por qué elegir vaporizar por convección?


Si buscas invertir en un vaporizador que te permita consumir un vapor más limpio y con buen sabor, no hay duda de que uno a base de convección es la mejor opción. Este sistema llevará tus sesiones de vapeo a otro nivel, degustarás el aroma y sabor de la flor como nunca.

 

  • Vaporización Híbrida (Conducción/Convección)



Este sistema es de última generación y básicamente se trata de la unión de vaporización por conducción y convección.

 

En esta ocasión el vaporizador posee las 2 fuentes de calor unidas, las cuales le permiten calentar la hierba de una manera más eficiente, para el mejor aprovechamiento de la flor.

Se caracteriza por producir vapor en segundos y principalmente se encuentra en vaporizadores portátiles y de mesa de alta gama.

Ventajas

 

  • Mayor aprovechamiento de la flor.
  • Eficiencia en la producción de vapor.
  • El sabor de la flor es más intenso.

Desventajas

 

  • Suelen tener un costo de inversión más elevada.
  • No existen tantas opciones en el mercado.

 

¿Por qué elegir un vaporizador híbrido?

 

Un vaporizador híbrido es tu mejor opción si quieres hacer énfasis en degustar más el sabor de tus flores y hacer que te rinda más sesiones vaporizando la misma recarga. No hay duda de que un vaporizador híbrido aprovecha más el material y te brinda sesiones de vapeo aún más agradables.

 

Ahora que ya aprendiste cuales son los diferentes tipos de vaporización y como es el sistema de cada uno, se te hará más fácil encontrar uno que se adapte a tu bolsillo y tus necesidades.