Para muchos de los que consumimos cannabis, el tema de darle mantenimiento a nuestro grinder no es algo que esté en nuestra lista de “cosas por hacer”, o no pasa por nuestra mente hacerlo. Sin embargo, llega un momento en el que nuestra pieza comienza a atorarse al picar o simplemente ya cuesta abrirlo o que cierre fácilmente.

Y es que esta maravillosa planta al picarse libera la resina que tanto nos gusta. De seguro te has dado cuenta de que hay partes en donde se acumula más resina y polen. Por ejemplo, la tapadera que giras al picar suele acumular mucha resina, que por lo general se adhiere a las paredes y a las aspas de tu grinder.

Te preguntarás, ¿por qué está tan pegada? Esto se debe a la fricción que se provoca al girar rápidamente la tapa. Cuando picamos, la resina que se acumula se calienta y al enfriarse se endurece tanto que después de un tiempo impide que gire bien.

Todos los que vaporizamos nuestras flores sabemos que, si no está bien picada, no se vaporiza bien y en el peor de los casos, la desperdiciamos por ese factor.

Ahora bien, no importa que tu grinder no esté en este punto, esta es una buena oportunidad para hacerle limpieza a tu pieza. No solo para que funcione bien, sino que también por el hecho de que estamos viviendo un tiempo de pandemia.


Mantener limpios y desinfectados nuestros objetos de uso personal, es lo primordial para estar saludables y más si continúas en contacto con más personas que toquen tus cosas.


Los tips que vamos a darte a continuación aplican únicamente para grinders de metal o de aluminio, ya que utilizaremos alcohol y los grinders de madera o plástico suelen dañarse con esta sustancia.


Bueno, para comenzar vamos a necesitar lo siguiente:


+ 1 recipiente hondo con agua.

+ Alcohol (lo suficiente como para sumergir las piezas por completo).

+ Hisopos o cepillo pequeño de limpieza

+ 1 cuchilla

+ 1 secadora de pelo

Pasos a seguir:


Paso #1

Desarmar tu grinder ya sea de 2, 3 o 4 piezas.

Paso #2

Raspar con la cuchilla en todos los lugares en donde esté acumulada la resina. Debes raspar bien las aspas y las paredes.

¡No olvides el compartimiento que almacena el polen! Esa parte es muy importante que este limpia para que se siga acumulando con facilidad.



 

Paso #3

Luego sumergir por completo las piezas en alcohol por al menos 45 minutos. (Si está demasiado sucio déjalo reposar por 2 o 3 horas, entre más tiempo mejor).

Paso #4

Debes hervir agua para posteriormente sumergir las piezas al sacarlas del alcohol. Esto permitirá que se desprenda fácil toda la resina.

Paso #5

Sacar las piezas del agua, luego limpia con un hisopo entre las aspas y en las roscas del grinder, hasta que quede completamente limpio.

Paso #6

Luego que le quitaste toda la suciedad, puedes sumergirla nuevamente en agua y es aquí donde utilizamos la secadora de pelo, ya que nos ayudará a secar las partes más difíciles de nuestro grinder y a limpiar la mallita atrapa polen con aire.


Después de seguir estos pasos, tu pieza debería estar como nueva o por lo menos funcionando mejor que antes. Debes tomar en cuenta que este proceso puede demorar dependiendo de qué tan sucio y qué tanta acumulación tenga.

¡POR CIERTO!, si decides hacerle esta limpieza a tu grinder, te aconsejamos que piques algo de flor antes, porque no podrás usarlo por al menos un par de horas.


Intenta esto en casa, nos encantaría que lo compartieras tu experiencia con nosotros comentando esta entrada. Buenas vibras