Hola, amigos, si están leyendo este artículo seguramente ya llevan un tiempo consumiendo hierba seca con su vaporizador herbal y se preguntarán si existe alguna manera de cómo sacarle el mayor provecho al vapo y obtener una mejor producción de vapor, sin desperdiciar ni un poco de flor.

La buena noticia es que sí hay maneras de producir nubes de vapor densas y con mucho sabor. En esta ocasión les compartimos 10 tips que de seguro van a mejorar el rendimiento de su vaporizador y van a disfrutar mucho más las sesiones de vapeo…


1. La batería de tu vaporizador debe estar bien cargada siempre


Uno de los consejos que sin duda es de los más importantes a tomar en cuenta cuando se trata del calentamiento eficiente de tu dispositivo, es mantener la batería bien cargada o por lo menos arriba del 60%-70%.


Esto ayuda a que tu vaporizador reaccione más rápido, demore menos en calentar todo el interior del horno y la batería no pierda vida útil.


Así que mantén bien cargado tu vapo, cuando la batería tiene menos del 50% el vaporizador tiende a demorar un poco más en calentarse y es posible que a media sesión de vapeo se agote por completo.


2. No utilizar hierba muy húmeda ni muy seca


Vaporizar hierba en punto medio es lo primordial (ni muy seca/ni muy húmeda), si fuera el caso de que tu hierba está muy húmeda no quiere decir que no la va a vaporizar, pero sí es más seguro que la producción de vapor va a demorar más tiempo.


Ahora si la hierba está muy seca, lo más seguro es que la producción de vapor será rápida pero mínima. Es decir, si está demasiado seca se va a consumir muy rápido y tendrás que recargar el horno nuevamente después de una sesión de vapeo.


3. Picar bien tu hierba


La hierba tiene que estar bien picadita siempre. Esto permite que el calor penetre completamente en toda la hierba y se evapore eficientemente.


4. Llenar correctamente el horno


El llenado del horno es sumamente importante para una buena vaporización. Cuando llenes el horno de tu vaporizador hazlo gentilmente, no debes llenarlo hasta el tope ni muy poco.

Para llenarlo correctamente puedes echar un poco de hierba y compactarla levemente, luego echas otra capa y vuelves a compactarla. Este proceso lo haces hasta lograr que esté bien compactada, pero tampoco muy apretada.

Normalmente los vaporizadores herbales cuentan con un pequeño empaque que cubre por encima del horno, este empaque sirve para que al poner la boquilla selle bien el horno y permita una buena succión.

Esta línea del empaque podemos utilizar como referencia para llenar el horno y dejar un pequeño espacio entre el filtro y la hierba para que el vapor pueda circular libremente.


5. Precalentar correctamente tu vaporizador


Este paso es sumamente sencillo, pero normalmente lo solemos evadir u olvidar cuando recién nos iniciamos en el vapeo de hierbas.

El precalentamiento de tu vaporizador consiste en iniciar calentando en temperatura baja o media por 1 minuto o 1 minuto y medio aproximadamente para que el horno vaya tomando calor y le sea más fácil vaporizar (el tiempo puede variar dependiendo de la eficiencia del vaporizador al calentar).

6. Ajustar la temperatura adecuada


Luego de que precalentamos nuestro vaporizador, debemos ajustar la temperatura en la más adecuada. Generalmente si ajustamos en temperaturas por debajo de los 390F/200C únicamente estaremos inhalando terpenos (sabor) y la producción de vapor será escaza.

Mientras que, si ajustamos en temperaturas arriba de los 390F/200C, los cannabinoides van a lograr evaporarse y ahí es donde se produce el vapor con el efecto denso que tanto buscamos sentir.

7. Inhalar lenta y continuamente


Mientras tu vaporizador va calentando, puedes ir inhalando lenta y suavemente, pero sin parar. Puedes probar inhalando durante 10 segundos y sentir como el vapor pasa poco a poco por tu garganta.


Esto principalmente es para impedir que al inhalar la hierba se pegue al filtro por la succión y no deje evacuar el vapor.

8. Limpiar el filtro constantemente

Lo más recomendable es limpiar el filtro de tu vaporizador con el cepillo de limpieza después de cada uso para garantizar el buen flujo de vapor.

Pero para mantener el flujo de vapor al 100% siempre, limpia el filtro y boquilla siguiendo nuestros tips de limpieza y mantenimiento, click AQUÍ.


9. Revolver la hierba que estás vaporizando

Si buscas sacarle el máximo provecho a toda la hierba que metiste en el vapo, debes quitar la boquilla, acomodar y revolver la hierba por lo menos 1 vez mientras estás vaporizando.

Esto va a ayudar en gran manera a que no queden partes verdes y puedas vaporizar completamente tu material.


10. Vaporiza tu hierba más de una vez


Vaporiza la misma hierba que ya vaporizaste de 2 a 3 veces, normalmente la mejor producción de vapor se obtiene a partir de la segunda sesión cuando la hierba está más deshidratada.

Sin embargo, si la primera sesión lo usaste en temperatura alta es probable que la segunda sesión no produzca tanto vapor.

¡Haz la prueba de estos tips en tus sesiones de vapeo en casa! ¡Lo importante es experimentar y conocer tu vaporizador para sacarle el mayor provecho!

Envío Gratis a Toda Guatemala

Pago 100% Seguro

Garantía

Envío Gratis a Toda Guatemala

Pago 100% Seguro

Garantía

Greenrabbit-logo

OTHER PAGES

QUICK LINKS

NEWSLETTER

Entérate de nuestras ofertas y promociones ante que nadie.

Greenrabbit-logo

QUICK LINKS

NEWSLETTER

Entérate de nuestras ofertas y promociones antes que nadie.

Supported Payment: